viernes, 17 de octubre de 2014

Su única alternativa


Ilustración de Tazab que acompañó la publicación de este relato
en el número 1 de la revista El silencio es miedo 



–¿Es lo único que puede ofrecerme?
–Créame que lo siento.
Lo dijo sin una pizca de emoción, la barbilla apoyada sobre los dedos entrelazados y una sonrisa de circunstancias partiéndole el rostro en dos; la disculpa programada del profesional que no se implica emocionalmente con su paciente, limitándose a exponer el caso de manera clara, escueta y, ante todo y sobre todos, fríamente objetiva.